domingo, 1 de marzo de 2009

sólo el tiempo lo dirá

bien pues por dónde empezar... no sé... para variar otro escrito sobre lo que ya saben... no me interesa si el blog se llena sólo de eso... es mío

reflejos, esencia de lo que somos... de lo que sentimos, de nuestras almas...
y desde que te fuiste ya no puedo verme... he dejado de existir, porque sin ti yo ya no existo... sólo soy un cuerpo vacío sin un alma que llora por tu partida... porque te fuiste, y contigo te llevaste mi alma... ¿por qué? me quedé solo... y solo esperaré tu regreso, porque mientras no estés, morir es lo único que me queda... porque nada tengo ya, todo lo he perdido... incluso mi vida... porque mi vida eras tú
¿Qué puede decirme el tiempo? tal vez regresarás... tal vez no... yo sólo quiero vivir... y para vivir te necesito... pero sólo el tiempo lo dirá. Pero ¿qué puedo hacer yo? sólo siento que te alejas, más y más... y nada puedo hacer, estoy solo... porque nadie me hace sentir vivo, solo tu... y al alejarte también se alejan las ansias de despertar otro día... y una vida vacía no es vida... mi vida sin ti no existe, porque sin ti nada tiene sentido ya, todo es vacío... quisiera volver a sonreír, volver a ser feliz... quiero volver a estar contigo... pero sólo el tiempo... ese cruel verdugo que me mata... lo dirá...

4 comentarios:

Skazi dijo...

Está bien que el blog se llene solo de ese tipo de cosas, si de esa manera sigues teniendo tu estilo. En mi opinión lo mejor fueron las últimas líneas... pero todo estuvo muy bien expresado. La verdad es que el pasar del tiempo puede ser aplastante...

Chido...

Anónimo dijo...

"sólo soy un cuerpo vacío sin un alma que llora por tu partida"
eso era todo
que bonito
simon
jajaja bye te quiero

Akane dijo...

Compones en esos párrafos las causas con las que yo me identificaria, pero no lo hare(te daria la razón, pero...) Creo que puedes levantarte antes de que "eso" te consuma...mis comentarios,ñe...(buenos escritos para finalizar Blacker).

Yue

Gorbag Vanderhoof dijo...

simplemente que buen pensamiento profundo,
es lo que cualquiera siente cuando se aleja un ser muy querido.